Seguidores

24 de abril de 2012

Está bien, si tu no me quieres ayudar, me levantaré sola, pero cuando tu vengas a buscarme sabré que no me necesitas, que tu solo te las apañarás, que quieres perderme de vista. Tranquilo, me levanto y me iré de tu vida, para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada