Seguidores

14 de noviembre de 2012

Intento cumplir mis metas; siempre me quedo a mitad.

¿Sabéis? Soy de esas personas que tienen muchas metas en la vida, pero todavía no he conseguido lograr ninguna. Sigo esperando ese algo que me haga creer en mi misma para poder conseguirlo. Pero a quien voy a mentir, tuve alguna que otra oportunidad, y nunca la aproveché. No es fácil si la gente de tu alrededor no te apoya ni te anima, y en cambio te echan la bronca diciéndote que tienes que espabilar. Ellos piensan que no me esfuerzo, en cuando si lo hago, aunque me cueste, quizás no me esfuerzo lo suficiente, quizás no me esfuerzo tanto como creo, pero lo intento, lo he intentado millones de veces, y ni siquiera se dan cuenta. Y esas cosas,  esas pequeñas cosas, son las que te hunden y hacen que te cueste seguir adelante, seguir con una sonrisa, esa sonrisa que tenía hace tiempo, esa sonrisa que la gente me sacaba cuando todavía tenía algo por lo que luchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada