Seguidores

14 de noviembre de 2012

-¡Hey! Oye, ¿que tal? Hace tiempo que no se nada de ti.
+Ya, nadie ya no sabe nada de mi, desaparecí por un tiempo.
-¿Y eso? ¿Por qué? Por cierto, ya no veo esa sonrisa que hace tiempo veía en ti.
+Si, lo sé, todo el mundo me lo dice, y créeme que a mi también me fastidia eso. La gente ya no es como era. No se si soy yo que he cambiado, ellos han cambiado, o el mundo se ha vuelto contra mi y contra mi sonrisa, pero ahora solo se limitan a criticar una cosa y luego ellos son los que lo imitan, son ellos los que se empeñan en hacerte daño, se empeñan en hacerte la vida imposible.
-Pero si tu nunca te rendiste, ¿como es que ahora si?
+La paciencia se agota, el tiempo que pasa se hace más difícil, y no poder desahogarse como uno quiere y cuando puede hace todo esto.
-Si tu siempre dijiste que hay que ser como uno quiere, que quien te quiere te aceptará, ¿o no era así?
+Si, efectivamente, hay que ser así, siempre hay que ser así, pero yo ya me cansé de todo, me cansé de que la gente imitara lo que yo era, y llevarse ellos el mérito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada