Seguidores

6 de enero de 2012

El amor no siempre es como nosotros pensamos.

El amor es una cosa divertida, esperas que sea fácil, esperas que sea un mundo de rosas y risas, momentos perfectos como los que solo se ven en las películas. Esperas siempre decir lo correcto y saber siempre exactamente como te sientes, o exactamente como reaccionar ante él. Esperas que él te calme cuando gritas, te persiguen o escapas. Esperas tanto que te sientes por completo y totalmente derrotado cuando las cosas no salen de acuerdo a los planes. Pero ese es el punto, el amor no es un plan, no tiene comienzo y ciertamente algunos no tienen fin o metas visibles. Para los que creen profundamente en el, el amor sólo pasa, y es tan increíblemente desordenado.
Las personas a tu alrededor no pueden comprender las cosas que haces o porque luchas tanto por algo, que al parecer te causa tanto dolor, porque sencillamente ellos no pueden ver ese anillo de locura que te encierra cuando estas enamorado. Es incomodo, doloroso y devastador a veces, pero no podemos vivir sin el. Y lo que no aprendemos es lo difícil que es amar. Cuánto trabajo se necesita, cuanto debemos poner de nosotros mismos en el. Y tal vez sólo vale la pena cuando somos completa y absolutamente idiotas al respecto. El amor no significa que él te calme cuando gritas, es gritar tan alto, tan fuerte, tan duro que puedes llegar a volar...No es que él te lleve rosas todos los días o cosas bonitas que hagan que una relación parezca perfecta. Es una larga lucha...que da la vida y los huesos de los dos. Y sin embargo, que se muestre en tu puerta a la mañana siguiente. No soy yo la que te dice como debes comportarte o exactamente la manera de manejarte. Eres tu acariciando mi cabello y diciéndome que todo estará bien, porque tu estas conmigo, admitiendo que estas tan asustado como yo. Hay que recordar que en el amor, no eres el único implicado, sin saberlo, has puesto tu vida, tu corazón en las palmas de las manos de alguien más, arriesgándote a que lo vuelva en mil pedazos o en carne picada. O que olvide que se lo entregaste a él, siempre y cuando este contigo. Nos volvemos locos, la realidad se hace invisible y se borran todas las lineas que no se deben cruzar. Porque el amor no es sobre nosotros mismos en la escrima, es una caja fuerte de sentimientos, o en el futuro. Se trata de tirar al carajo todos los nervios del cuerpo y de la misma manera no perder el impulso. Debido a que todos los combates, todas las lagrimas, y la incertidumbre de ambos valen la pena, es un infierno mucho mejor. Es estar cien por cien feliz, sin alguien que nos muestre que hay un mundo de diferencia entre sentirse “feliz” y sentir un sentimiento general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada